sábado, 24 de febrero de 2024
20231223_factura_electronica_728x90
20231124_etesal_728x90_1
20231001-MH-fact-electronica_728x90
20230816_dgs_728x90
20230812_lactancia_materna_01_728x90
20230812_lactancia_materna_02_728x90
20230601_agenda_primera_infancia_728X90
DOM AENOR
DOM_Antisoborno
DOM Bacheo
DOM Dirección Correcta
DOM Desarrollo Local
  • 22
  • Feb 2017
Pensiones

ICP presenta propuesta de reforma de pensiones

Entre las propuestas destaca la creación de una Reserva de Pensión Vitalicia, para la cual habría que elevar el monto de cotización al 15%.

Gabriel Recinos

La Iniciativa Ciudadana para las Pensiones (ICP) presentó este día su proyecto de reforma al sistema previsional del país, luego de varios meses de trabajo en los que se recopilaron los datos obtenidos de la ejecución de diversos procesos de consulta ciudadana.

El objetivo de la propuesta, además de mejorar el sistema de pensiones, es garantizar los derechos de los trabajadores, en un marco de legalidad y sostenibilidad, explicaron los miembros de la ICP.

Miguel Ángel Simán, presidente de la Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social (FUSADES), explicó que esta propuesta es el resultado de diversos talleres y discusiones de ideas, “las cuales hemos documentado y combinado con información de otros tanques de pensamiento”.

Agregó que para aterrizar en una “propuesta integral” también escucharon a organismos multilaterales (FMI, BID, Banco Mundial) y al gobierno. “Hemos venido desglosando las diferentes capas para entender la problemática de las pensiones, identificar las debilidades y encontrar sus soluciones”, dijo.

Los ejes de su propuesta, explicaron, descansan en tres componentes: mayor rentabilidad del ahorro personal, sostenibilidad de las pensiones y mejores opciones y beneficios para el trabajador.

Para lograr generar mayor rentabilidad, la ICP propone, primero, modificar las condiciones de los Certificados de Inversión Previsional (CIP); segundo, modificar el régimen de inversiones (invertir en el extranjero, fomentar el ahorro voluntario); tercero, cerrar espacios de evasión; y cuarto, fortalecer el proceso de cobro.

Entre los beneficios planteados en el proyecto están el anticipo de dinero con cargo a cuenta (autopréstamo de hasta un 25% de saldo, cuyo único requisito será haber cotizado un mínimo de 10 años), la cobertura de salud para los trabajadores que reciben devolución de saldo, mayor participación de los trabajadores en el funcionamiento del sistema y pensiones estables y vitalicias.

Los recursos para financiar estos beneficios saldrán, explicaron, del mismo sistema de pensiones, sin intervención estatal.

Miguel Simán hizo hincapié en la importancia de no fragmentar la propuesta, pues “el funcionamiento de esta depende de su aprobación íntegra. Si se desarticula, no es sostenible”.

Reserva de Pensión Vitalicia

Otro de los elementos planteados en el proyecto es la creación de la Reserva de Pensión Vitalicia (RPV), que de acuerdo a René Novellino, de la Asociación de Administradoras de Fondos de Pensiones (ASAFONDOS), busca “garantizar las pensiones” para todos los que integran el sistema.

Sobre el financiamiento de la RPV, esta provendrá del aumento de la tasa de cotización a 15% del salario (1% adicional aportado por empleadores y 1% adicional por trabajadores). De esa nueva tasa de cotización, el 5% será destinado a financiar los beneficios adicionales y la sostenibilidad de las pensiones (RPV); el 10% restante irá a la cuenta de ahorros, pago de comisión y seguro de invalidez y sobrevivencia.

Además, mencionaron que habrá reducción de los ingresos (comisión) de las AFP en 16%.


“Todos hacemos un sacrificio y todos nos aseguramos una pensión vitalicia. El dinero no se genera espontáneamente. Ofrecer beneficios sin financiamiento nos ha llevado a estas condiciones”, dijo Novellino.


La propuesta de la ICP será entregada oficialmente este día en la Asamblea Legislativa para que se inicie la discusión.

Actualmente la única propuesta en estudio es la que presentó el gobierno el año pasado, en la que propone crear un sistema mixto de pensiones. El proyecto establece que los ahorros de los empleados que ganen hasta dos salarios mínimos pasarán a un sistema de reparto administrado por el Estado.